La vida real siempre ofrece el material más vibrante para contar historias en el cine. ‘Omar’, del director de origen palestino Hany Abu-Assad (‘Paradise Now’), es un vivo ejemplo de ello. La película es un trágico reflejo de la Palestina ocupada tal como es hoy, donde saltar el muro forma parte de la vida cotidiana y se hace por muy diversas razones: trabajo, familia, supervivencia, y desde luego, por amor, como le ocurrre a nuestro protagonista Omar cuando quiere reunirse con su amor secreto, Nadja.

‘Omar’ se rodó con un equipo cien por cien palestino y los cuatro personajes jóvenes son interpretados por actores sin experiencia. El debut en el cine de Adam Bakri, que da vida al joven panadero Omar, no ha podido ser más brillante. Su mirada rebosa de sensualidad y sus primeros planos llenan de magnetismo la pantalla. Un auténtico descubrimiento ver como su interpretación ha conseguido llegar a la esencia de un personaje tan complejo como Omar, que está atrapado entre el amor y su compromiso con la causa palestina.

Adam Bakri en "Omar". Fuente: Golem

Adam Bakri en “Omar”. Fuente: Golem

Hany Abu-Assad logra desenmarañar las complejidades de la emoción humana con un thriller impecable de gran tensión dramática, que gira en torno a la confianza, su importancia en las relaciones humanas y su volatilidad. Esta historia de amor y lucha fue reconocida con el premio del jurado en “Una cierta mirada” del Festival de Cannes 2013 y nominada al Oscar a “Mejor película de habla no inglesa” este año.

Un largometraje más que convincente con un sublime estacato final que nos hará reflexionar sobre lo trágico de la vida. Imprescindible.